Bio

Nazco en 1979 en la bahía de Valparaíso,  un anfiteatro natural situado en el Anillo de Fuego del Pacífico con tendencia a ser visitado por tsunamis y terremotos.
Muy probablemente, los recorridos a pie por las calles de esta ciudad orgánica adaptada a la geografía se han transferido directamente a mis circuitos cerebrales.

Desde los 4 años vivo en España. En el 1991 visito el Valle de Elqui y varias casas de Gabriela Mistral. Me llama la atención el adobe, que no haya pavimento y la piedra que filtra la escasa agua de lluvia. Mi adolescencia la paso en un valle de la región metropolitana de Barcelona.

Comienzo los estudios en la escuela de arquitectura  del Vallés en 1998 y a la par empiezo a practicar de manera autodidacta la fotografía.
Empiezo a vincular conscientemente mi camino con la naturaleza en el año 2000 (en el taller de arquitectura del paisaje) interesándome  por los materiales naturales y la geometría fractal. Este es mi punto de partida.

Otros hitos son haber realizado un año de intercambio en el 2002 en Sevilla; estudiando composición, arquitectura y medio ambiente. Haber colaborado en el 2004 con la organización del I congreso internacional sobre fundamentos fractales para el diseño arquitectónico y medioambiental en Madrid. O haber participado en el 2005 en proyectos de medio ambiente, paisaje, espacio público y arquitectura bioclimática en el estado de Sao Paulo.
También haber visitado las cataratas del Iguazú y la Patagonia. Han habido dos momentos en mi vida en los que me he planteado dedicarme a otra cosa, uno ha sido mientras estaba en las Torres del Paine.
Por supuesto que todas las vivencias, personas y lugares que me inspiran han contribuído, aunque sin saber muy bien como.

En el 2008 empiezo a practicar meditación regularmente y presento el proyecto de final de carrera. Esta es la primera vez que tengo opción de escoger tema propio sobre el que trabajar, y parece ser que algo hizo clic porque desde entonces no ha habido vuelta atrás.

Desde el 2009 aprendo a construir con materiales naturales. Ahí sigo.
Esto que podía haber sido una anécdota puntual o intrascendente es lo que me está permitiendo vincular mis diversos intereses y conocer gente con objetivos vitales parecidos.


Actualizado febrero 2015


arquitectura arte medioambiente madrid barcelona españa